El blog de la miss Jocelyn

Nace una rebelión contra las pantallas
(Agosto, 2019)

Se cumplieron 80 años desde la creación del televisor, más de 60 años desde la
creación de las computadoras, 20 años desde la creación del smartphone y 10
años de la aparición de las tablets que conocemos hoy en día. La denominamos
“era digital” y Hollywood no se quedó atrás en imaginar un futuro lleno de
tecnología en nuestra vida, una visión que a mas de alguno dejó ilusionado con
autos voladores manejados con lentes estilo Google, reconocimiento de voz en
casas inteligentes y conversaciones con familiares en un sistema de hologramas.
Y aunque las películas pusieron un límite de tiempo más acotado, no estamos
excesivamente lejos de cumplir varias de esas predicciones. Sin embargo, a
vísperas del 2020 se ha formado una rebelión contra las pantallas de quienes
han estudiado los daños que estos artefactos producirían en la vida de un niño y
adolescente en sus neuronas, su córtex frontal, su sociabilidad.
Bajo estos argumentos se dividió la sociedad entre los que deciden volver a los
tiempos sin pantallas, los que las defienden como útiles y los que aun no saben
que postura adoptar. Lo curioso es que esta rebelión hace campañas desde las
pantallas, quienes se les unen apoyan estas publicaciones desde las mismas
pantallas, y siguen conectados en esto que pretenden abolir de la vida infantil y
adolescente para llegar a más personas por este medio que está cada vez más
inserto de la vida de las personas. ¿No es esto un poco contradictorio? Eliminar
las pantallas con pantallas me suena a eliminar la violencia con violencia…
¡extraño! Pero las personas caen en una predicación cuando el orador es
bastante convincente, aunque su discurso tenga un buen objetivo, pero una
mala dirección de argumentos, porque es más fácil creer en alguien que nos
impone un pensamiento a creer en la idea que nosotros mismos nos hemos
formado.
Las pantallas son vistas como entretención, medio de comunicación e
información, como herramienta de trabajo y de estudio, y el Gobierno las ha
incluido como una alternativa a sus programas educativos. Y ahora díganme
¿Cómo abolimos de la vida de los niños lo que el ministerio de educación hace
años viene cotizando para incluir en su aula como un medio eficaz de
herramientas de aprendizaje? No se pierda el siguiente titulo “¡Niños, prendan
la Tablet en la página 17!”

La Miss